Son muchas las confusiones que se suelen tener acerca de los distintos tipos de ecommerce que existen en la actualidad. Por ello, en el artículo de hoy vamos a comentarlos en base a distintos criterios.

¿Cuáles son los tipos de ecommerce en base a productos y servicios?

Productos analógicos

En este caso se trata de tiendas online cuyo objetivo se basa en la venta de productos físicos como pueden ser ropa, mobiliario, accesorios, libros, etc. Incluye aquellos tipos de empresas que sólo venden a través del medio online o incluso las cuales combinan tanto el online como el offline.

Cada vez es mayor el número de empresas y/o franquicias que deciden implementar su estrategia a través del canal online, ya sea para vender o solamente para imagen de marca, como promoción. Representa aproximadamente el 75% de los tipos de ecommerce.

Productos digitales

Como el propio nombre indica, se trata de productos digitales como pueden ser ebooks, películas, imágenes, etc. Este tipo de productos tiene como característica principal que pueden producirse tantas veces como se quiera, sin coste adicional.

Servicios

Plataformas a través de las cuales se adquieren servicios como pueden ser reservas de hotel, billetes de avión, excursiones, etc. Fue el primer nicho asentado y aceptado en el comercio electrónico.

No debemos obviar que incluso existen modelos mixtos como es el caso de Amazon, el cual ofrece todo tipo de productos digitales, analógicos e incluso servicios.

¿Cuáles son los tipos de ecommerce en base a la plataforma?

Software as a Service (SaaS)

Se trata de un tipo de ecommerce que se encuentra en la nube, donde se ofrecen programas o aplicaciones, las cuales se encuentran dentro del servidor de la empresa proveedora. Todo ello, a través de suscripciones por uso en base a una cierta duración.

No se necesita apenas presupuesto para llevar a cabo este tipo de tienda online, pero dependes en todo de la plataforma en la que te hayas suscrito. Aunque por otro lado, te evita dolores de cabeza, así como preocupaciones.

Por lo que si crees, que es una de las mejores opciones para tu negocio, no dudes en contratar tu plan. No necesitas tener conocimientos de programación y se crea en tan sólo unos sencillos pasos.

Open Source

Es un caso de código abierto, donde la plataforma se pone a disposición de quién desee gestionarla dentro de su propio servidor. Como ventaja, podemos modificarlo al gusto que nosotros queramos.

Eso sí, conlleva más responsabilidades, como el mantenimiento, las actualizaciones, la configuración o incluso soluciones de seguridad, por ello los conocimientos en diseño web y programación son necesarios.

On-premises

En este tipo tienes que comprar la licencia de un programa y, a raíz de ahí, lo instalas en tu servidor para hacer las modificaciones que creas pertinentes. Si deseas un mantenimiento, actualizaciones o soporte, va aparte.

¿Cuáles son los tipos de ecommerce en base a los agentes de transacción?

Business to Business (B2B)

Se realizan transacciones comerciales a través de Internet, donde sólo participan empresas o corporaciones. Por tanto, podríamos decir que se trata de empresas que venden a otras empresas, para luego vender al usuario final.

Business to Consumer (B2C)

La relación comercial es directa con el consumidor final. Se trata de uno de los modelos de negocio más típico y sencillo de montar a su vez.

Consumer to Business (C2B)

Los individuos son los que ponen sus productos y servicios a disposición y son las empresas las que los adquieren. Se trata un ejemplo muy común de crowdsourcing y economía colaborativa.

Suele orientarse fundamentalmente para productos digitales, los cuales pueden venderse cada vez que se quiera.

Costumer to Costumer (C2C)

Las transacciones se realizan a través de clientes, los cuales utilizan una plataforma digital como punto de encuentro, sin contar con intermediarios comerciales.

Business to Administracion (B2A)

Se basa en concretas transacciones entre empresas y la administración pública. Estos servicios pueden ser de índole fiscal, seguridad social, empleo, etc., las cuales se encuentren dentro del medio digital. Su fin no es comercial.

Costumer to Administracion (C2A)

Es el mismo que el anterior modelo, pero con la diferencia de que en vez de ser las empresas las que tratan con la administración pública, es el propio usuario final.  Entre ellas podemos destacar impuestos, citas médicas online o gestiones de seguridad social entre otros.

¿Cuáles son los tipos de ecommerce en base al modelo de beneficio?

Venta directa

Se trata del modelo tradicional dentro del entorno online o digital, donde el comerciante compra los productos que cubran su stock para su posterior venta en base a un pequeño incremento en el coste que genere beneficio.

Lo más normal es que el stock vaya en base de la demanda y necesidades de nuestros clientes para así poder garantizar nuestro éxito.

Dropshipping

Este modelo tiene una pequeña diferencia con respecto al anterior, donde el stock con el que contamos no es real.

Entre sus ventajas, podemos destacar el no tener que contar con productos propios y tampoco con un almacén ni servicio de logísitica y transporte. Todo ello se debe a que el pedido es recepcionado directamente por el propio fabricante, que será el encargado de su envío.

Por el contrario, al igual que todas las comodidades que ofrece, también tiene sus inconvenientes como por ejemplo la total dependencia que tenemos con respecto al fabricante, donde nuestra actuación es limitada. Por otro lado, nuestros beneficios sólo serán un pequeño margen del precio de venta, por tanto, para poder conseguir una cierta rentabilidad, nuestras ventas deberán ser altas.

Publicidad

Los beneficios directos son aportados a través de la publicidad que se genera dentro de nuestra web. Por ello, se convierte esencial tener un alto tráfico web, pero eso sí, no abuses, a nadie nos gusta la publicidad intrusiva.

Suscripción

Se basa en un tipo de compra automática repetitiva, semanal, mensual, etc., según el producto o servicio. En este caso, el consumidor recibirá cada cierto tiempo su producto o servicio sin necesidad de volver a tener que realizar el pedido.

En este caso, la tematización y la sorpresa han tenido un papel esencial.

Son muchos los tipos de ecommerce que existen, por lo que en base a los distintos tipos de criterios debemos saber cuál se adecua más a nuestro modelo de negocio.

¿Aún no tienes una tienda online? ¿Sabías que existe la posibilidad de crearla en tan solo unos sencillos pasos y sin conocimientos previos?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies