¿Quién habría podido predecir el futuro del ecommerce? Como hemos ido viendo a lo largo de los años, este comercio ha llevado consigo cambios gigantescos. La logística y la distribución serán claves fundamentales para poder determinar el futuro de su éxito.  

Antes de hablar sobre su futuro vamos a ver la evolución que ha ido teniendo. 

Evolución del comercio electrónico 

Nos remontamos en el año 1960, su nacimiento en España con la llegada del Electronic Data Interchange. El EDI se basa en un sistema cuya finalidad principal era la realización de transacciones electrónicas e información comercial.  

En el 1984 se realizó la primera compra online a un supermercado y no fue hasta los años 90, cuando el comercio electrónico pegó su salto. Comenzaron las puntocom, los anuncios publicitarios y los contactos a través de Internet. 

En 2013 el 31,5% de la población ya había realizado al menos una compra a través de Internet. Con esta cifra de hace unos años, podemos afirmar que cada vez son más las personas que se atreven a comprar mediante el comercio electrónico. Los miedos e incertidumbres que acontecían en un pasado están desapareciendo. ¿Esto quiere decir que le tomará ventaja al comercio tradicional? 

Por otro lado, en 2019, el ecommerce alcanza el 75% de los usuarios a nivel mundial, mientras que a nivel europeo el 60% 

Por último, en 2020 se esperaba un crecimiento del 12,5%, dato fue superado con creces a raíz del Covid 19, el cual ha modificado los ámbitos de compra. El aumento fue de un 36% con respecto a 2019 

¿Cuál será el futuro del ecommerce? 

Como acabamos de comentar, el 2020 ha sido un gran año para las ventas de las tiendas online. Un gran propulsor de esta tendencia ha sido la pandemia como todos sabemos. Los hábitos de los consumidores han cambiado mucho. Un dato muy curioso es que el número de artículos por pedido se ha incrementado hasta en un 60% e incluso el 44% ha optado por confiar en nuevas marcas. 

Por otro lado, la tecnología ha ofrecido múltiples ventajas en cuanto al desarrollo para el futuro del ecommerce. Muchas empresas se han visto beneficiadas pudiendo acceder a una cartera más amplia de clientes, un rango sin límite horario, así como nuevas experiencias. Uno de los objetivos que se han ido buscando ha sido llevar a cabo compras de forma más fácil, sencilla y seguras. 

Por ello, lo que se persigue es que el cliente no sienta que está gastando el dinero, sino que está disfrutando en su compra. Para ello, se están llevando a cabo inversiones en realidad aumentada, redes sociales o big data que faciliten la experiencia de compra. 

Por otro lado, en cuanto a la facilidad de pago, han nacido plataformas como BNPL, la cual ofrece una financiación a plazos fácil, transparente y limpia. Así el cliente tiene la sensación de que está comprando, pero no pagando. 

Sin embargo, se espera que el comercio minorista de su gran salto en 2025, cuyo comercio se espera que alcance los 3,4 billones de dólares según la consultora italiana Finaria y Forbes.  

Estamos viendo como la personalización y el packaging cada vez está obteniendo una mayor importancia dentro de este marco. De igual modo que la sostenibilidad, ya que los clientes cada vez la requieren más. 

Por último, una de las grandes tendencias que no dejan de sorprendernos es Shoppable TV. Se trata de una técnica a través de la cual puedes adquirir productos mediante un código QR presentado en la televisión. 

Como acabamos de ver, el futuro del ecommerce está enmarcado por grandes tendencias que están revolucionando el mercado. Por tanto, es esencial encontrarse hoy día en el mundo online. Siempre debemos de dar pasos hacia delante y no hacía atrás.

Y tú, ¿aún no tienes tu tienda online? ¿Sabes que puedes crearla en tan sólo tres sencillos pasos y sin necesidad de tener conocimientos en programación? Escoge el plan que más se adecue a tus necesidades empresariales.

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?